h01_b

Origen

El complejo de Bodegas y Viñedos La Mejorada está situado a 5 km de la ciudad de Olmedo, en la provincia de Valladolid.
El nombre de la Mejorada tiene su origen en el siglo XIV, cuando María Pérez, vecina de Olmedo, recibe una mejora en la herencia de sus padres que incluía las tierras donde hoy se emplazan las Bodegas y Viñedos de La Mejorada. Devota de la Virgen, María Pérez, “la mejorada”, levantó una humilde ermita, pero no fue hasta avanzado el siglo XV cuando una pequeña comunidad de monjes jerónimos construyó allí un monasterio que siempre contó con el patrocinio del Infante Fernando de Antequera, que pasaría más tarde, tras el Compromiso de Caspe, a ser Fernando I de Aragón. Fue el Contador de Fernando I, Velasco Hernández Becerra quien construyó la Capilla Mudéjar para servir como panteón familiar. La capilla es ejemplo característico de la influencia de la cultura islámica en la Corte de Castilla, conservada íntegramente y monumento nacional desde 1931.

Cruce de caminos

Cruce de caminos en la Castilla de los siglos XV y XVI, la Hospedería del Monasterio de La Mejorada pronto se convirtió en un lugar de encuentro obligado, visitándolo con frecuencia personalidades importantes de la época como los Reyes Católicos, Carlos V y Felipe II. Prueba de la importancia que La Mejorada tuvo en aquellos años es el hecho de que Cristóbal Colón redactase allí el Memorial de 1497; o que uno de nuestros mejores escultores, Alonso Berruguete, diseñara el retablo para su capilla hacia 1525, conservado hoy en el Museo Nacional de Escultura.

capilladesdearriba02

Durante los siglos XVII y XVIII continuó siendo un próspero monasterio, manteniendo los Jerónimos una activa comunidad, interesada tanto en la cultura como en las labores agrícolas. Los lagares existentes dan testimonio de la importancia que tenía la viticultura y la elaboración de vino, en la vida del monasterio. Las cercas y las norias –que dan nombre a dos de los vinos- las puertas de entrada, la pesquera para proporcionar pescado a la comunidad en Cuaresma, el palomar, la Casa del Peregrino, los molinos y las presas sobre el Adaja, los graneros… son obras de este periodo. Entre 1744 y 1774 vivió en La Mejorada Fray Antonio de Pontones, arquitecto, quien con seguridad intervino en algunas de las obras mencionadas.

De la desamortización a la actualidad

La vida del monasterio quedó interrumpida con la Guerra de la Independencia, en la que fue completamente desmantelado. Tan sólo la capilla mudéjar quedó en pie. Con la Desamortización de Mendizábal desaparecieron los Jerónimos, pasando el monasterio a manos privadas. En 1892 la adquirieron los Dominicos de Filipinas, haciendo importantes reformas para instalar en ella un colegio. En 1984 se desprendieron de la propiedad pasando ésta a ser una explotación agrícola. En 1999 la sociedad Bodegas y Viñedos La Mejorada compró los restos del monasterio y, con ellos, las 140 hectáreas adscritas al mismo, comenzándose la plantación de las viñas y las tareas de restauración. En el año 2004 la bodega quedó instalada en los restos del Monasterio en torno al claustro. A finales de 2007, La Mejorada pasó a ser propiedad de la sociedad familiar de Rafael Moneo.

h04_d